Experiencia, Excelencia y Expertise desde 1975
RESEÑAS
  DESCARGA DE INTERNET. IRRELEVANCIA PENAL DE LA DESCARGA DE MUSICA A TRAVES DE INTERNET POR LOS PARTICULARES

Un Juzgado de lo Penal considera que no es constitutiva de delito contra la propiedad intelectual la actuación de quien se ofrecía públicamente a intercambiar archivos de música con otros usuarios, al entender que se trata de una práctica socialmente admitida

miércoles, 11 de octubre de 2006

El Juzgado de lo Penal nº 3 de Santander aborda, en una sentencia de 14 de julio pasado, el problema de la relevancia jurídico penal de la descarga de música a través de internet por particulares. En concreto, se acusaba a quien se ofrecía públicamente en chats y foros de internet a intercambiar música con otros usuarios como autor de un delito contra la propiedad intelectual del art. 270 CP. La sentencia absuelve a partir de un triple argumento: en primer lugar, que no existiría el ánimo de lucro exigido por este delito, al no haberse acreditado otro interés en el acusado que el hacerse con copias de los productos que le interesaban, sin pretensión alguna de comercializar dichos productos; en segundo término, que cabría entender que nos encontramos ante meras copias privadas en que no es precisa la autorización del titular de los derechos de propiedad intelectual; por último, que se trata de una práctica muy extendida y socialmente admitida, que no puede por ello ser criminalizada. Es obvio que la habitualidad de este comportamiento y su asunción indiscriminada por amplísimos sectores de nuestra sociedad dificulta su entendimiento como punible. Máxime cuando, conforme al principio de ultima ratio, existen desde luego mecanismos menos gravosos para restaurar el eventual perjuicio sufrido por los titulares del derecho protegido, hasta el punto de que incluso la Ley de Propiedad Intelectual contempla determinados cánones para compensar tales perjuicios, cánones que se repercuten a los consumidores directa o indirectamente. Parece pues apropiada la interpretación restringida del art. 270 CP que lleva a cabo esta sentencia, sin perjuicio de que efectivamente nuestros Tribunales, a la hora de apreciar si existe ánimo de lucro (significativamente en la estafa) no vengan exigiendo otra cosa que la búsqueda de cualquier beneficio o utilidad, cual sería –en este caso- la mera consecución gratuita del archivo de música por el particular. Sin embargo, como decimos, los distintos tipos contemplados en el art. 270 sí parecen exigir un plus a esa mera ventaja del particular por la obtención –lícita o ilícita- de su copia privada. En estas condiciones, debe aceptarse la exigencia de que se aprecie algún tipo de propósito comercializador para hablar de este delito. Alfonso Trallero Masó. Socio del Gabinete Jurídico Miguel Bajo





MAPA WEB   CONTACTO
HOME
NOSOTROS
MULTIMEDIA
RESEÑAS
CONTACTO
ÁREA PRIVADA
Hermosilla, 31 - 4º Izquierda
28001 Madrid
Tel: +34 91 431 17 75
Fax: +34 91 576 46 40